sábado, 17 de marzo de 2007

ESTÁS CONMIGO


Soñar con tu cuerpo entero
hace renacer mi vida,
es un regalo del cielo
me hace temblar, me fascina.

Sueño que beso tu boca,
que por tus curvas me pierdo,
y que tus manos me tocan
sintiendo un placer inmenso.

Casi siento en estas manos
humedad, calor, de todo,
cuando soñando las bajo
hasta esos rizos que adoro.

Tus muslos en mis caderas,
algo mío entrando en ti,
brillando tu piel entera
y tu mirada fija en mí.

Veo elevarse tus pechos
al ritmo de tus jadeos,
hasta que de pronto tiemblo
y estallas en un ”te quiero”.

Y cuando al fin me despierto,
aunque en sueños haya sido,
veo la prueba en mi sexo
de que has estado conmigo.

Enero 2006

2 comentarios:

Veracruz dijo...

Has dado rienda suelta a algo más que sentimientos y surge el atrevimiento de versar el amor más carnal.

No puedo comentar cada poema pero te leo con interes. Eres una mezcla de poeta y contador de cosas, una especie de trovador.

Pigmalión dijo...

Jajajaja, tú otra vez. Que lujo para mi tener lectores asiduos.

Tu comentario sobre que soy un contador de cosas no es la primera vez que me lo han hecho. Pero ¿que le voy a hacer?, es mi forma de expresarme. Aunque no me veo yo con el laud y la plumita en el gorro.

De nuevo gracias por leerme.