sábado, 19 de abril de 2008

A MI HIJA


Ya son veinte primaveras
regalándole a este mundo
las mejores cualidades
que a mi me llenan de orgullo.

Por poco que nos conozca,
nadie dirá que no es cierto,
lo tuyo salta a la vista
y saben que yo no miento.

Inteligencia te sobra.
Decidida para todo.
De belleza.. ¿que decir?
Y tu interior un tesoro.

Me conoces con detalle
en las cosas cotidianas.
Una mirada de frente
y nos sobran las palabras.

En mi último cumpleaños
tu presencia fue especial,
con aquel regalo tuyo
lloré de felicidad.

Nunca leíste mis versos
porque fueron mi secreto,
y hoy te quiero regalar
en verso mis sentimientos.

¡Felicidades, “desastre”!
Eres lo mejor que tengo,
y cada vez que te miro
veo mi vida en tu reflejo.


19 Abril 2008

7 comentarios:

Veracruz dijo...

Lindísimo regalo. Esa mujercita puede sentirse orgullosa de ti.

Anónimo dijo...

una vez mas me sorprendes,con tus sensibilidad a la hora de expresar tus emociones y sentimientos.sigue hacia adelante ,que nada ni nadie pare tus ansias de expresar y tu sensibilidad.felicidades a tu hija por tener un padre como tu ( ch )

ybris dijo...

Veinte primaveras es una buena ocasión para celebrarlo.
Felicidades a los dos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Veinte abriles, veinte lecciones de vida.

Eso es lo que tienes. Lo que realmente tienes. Lo demás, por éfimero, puede ser sustituído. Y tú me entiendes.

Sé feliz. Te lo mereces.

Un besazo.

Psique

Pigmalión dijo...

Veracruz
Lindísimo regalo el que tú me haces a mí.

Ch
¡Si es que soy una caja de sorpresas!. Aunque no está la caja para muchas emociones.

Gracias.

Ybris
Gracias por tu presencia y por esa doble felicitación.

Psique
La vida te da lecciones en cualquier mes y sin avisar.

Y la felicidad no entiende de merecimientos. Lo más característico de esta vida es precisamente que es poco justa.

Habrá que adaptarse.

Un besazo.

Penélope dijo...

Hace nada que he dicho que tienes un gran corazón y ahora voy a rectificar. No tienes un gran corazón, tienes un corazón gigante y lleno de sensibilidad. Si esa chica es tu reflejo tengo que felicitarla por ello y aunque tarde por esos veinte años.

Pigmalión dijo...

Penélope

Nunca es tarde cuando algo se hace con la mejor intención. Muchas gracias.