sábado, 26 de septiembre de 2009

MORFEO


A quien en la noche fría,
cuando se desnuda el alma,
viene a romperme la calma
tal vez con alevosía.

A quien a veces se esfuma
y otras se queda conmigo
siendo la gloria o el castigo
cuando su intención consuma.

A ti tanto te quería;
tanto que nadé en tu espuma
hasta que llagaba el día.

A ti, que hoy te temería
porque pensarte me abruma,
te dedico esta poesía.



Septiembre 2009

9 comentarios:

Suri (cato) dijo...

Me alegra, amigo, poder recalar en este -tu puerto- de tanto en tanto, para conocer de primera mano lo que los dioses griegos disponen.

Ni la calma mar, ni la tormenta irancunda borran los trazos invisibles de esta querida travesía.

Un gran abrazo, amigo Pigmalión.

Anónimo dijo...

Yo no se que tienen los poemas que tatuas...
serà el sentir profundo....tal vez la sencillez con la cual acaricias las palabras...
que se quedan prendidos en las pupilas y profundo...profundo en el alma...
Gracias por todo lo que tienes a bien dejar...tanto...cuanto...mucho mas por tu presencia...

fèliz albora poeta
Beat

Pigmalión dijo...

Suri
Actualmente lo que los dioses disponen es un alejamiento de - mi puerto - en favor de otros menesteres más prácticos y cotidianos. Pero cuesta mucho no escuchar de vez en cuando ese sonido de fondo que me dice tanto.

Un abrazo para ti.

Fran

Beat
Quien ha de agradecer tu presencia y tus palabras en este lugar soy yo. Gracias una vez más.

Fran

Anónimo dijo...

Un magnífico sonetillo.
¡Te felicito!

Me alegro de verte en casa.

Un beso
V.

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

¡Precioso!
Publicas poco, pero, cuando lo haces, sabes llegar al corazón.

¡Ah!, preciosa también la voz de Elefcería en estas páginas.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Encantadora dedicatoria para quien trae a nuestro sueño las imágenes de personas... ¿Queridas?

Pigmalión dijo...

V
Yo me alegro igualmente al regresar a puerto y ver que me esperan voces amigas.

Un beso.

F

Pigmalión dijo...

Nikos
Mucho me falta para dominar esa técnica de llegar a los corazones ya que me falló en el momento más importante el saber permanecer en uno.

Un regalo para mí esa maravillosa voz.

Un abrazo.

F

P.D: No consigo entrar en la pasión. Se me bloquea el navegador.

Pigmalión dijo...

Anónimo
Dejemos tu pregunta en el aire. Quizás la respuesta sea simplemente este blog.