sábado, 12 de febrero de 2011

HISTORIA


En la bruma de un café
se evaporó ese cariño
que juraste, en tierra griega,
sería para siempre mío.

Yo me guardé aquel aroma
- ya para mí amargo y frío -
y aunque no te he vuelto a ver
lo conservo en mis bolsillos.

He luchado por vivir
sin tus ojos y su brillo
- hasta casi destruirme -
sin llegar a conseguirlo.

Vuelvo a este mar y su arrullo
con el alma en cabestrillo
para remendar mis penas
con los recuerdos dormidos.

Es mi historia y esta ahí
por más que intente eludirlo.

Será como en el bolero:
Dios te puso en mi camino,
fue mi religión quererte
y tu ausencia es su castigo.


Febrero 2011

5 comentarios:

Irene dijo...

Perdido en la bruma
vuela el amor mío,
él piensa que sabe
de amores, de lirios.

No se guardan aromas
en bolsillos fríos,
ni tampoco en versos
que presumes líricos.

Se vive o se muere
de amor cada día,
no solo las noches
que no te codician.

Esa no es historia
esa es la agonia.

No hay ningún bolero
que dios haya escrito,
ni ningún recuerdo
que él haya perdido.

Emilio M. dijo...

Excelente Pigmalíon, lleno de pasión y lirismo, de arte mayor de la palabra.

Siempre es un placer pasar por tu casa y pasear por tus playas.

Un gran abrazo, amigo.

Pigmalión dijo...

Irene
Un comentario paralelo a mi entrada y a la vez contradictorio.
Encierra verdades, no lo puedo negar.
Y sobre todo me deja más tranquilo saber que ese dios "minúsculo" que nombras no escribe boleros y sobre todo que no pierde recuerdos (eso sería imperdonable incluso para un Dios menor).
Y ya más seriamente... Gracias por contribuir a dar vida a este lugar.

Emilio
A puntito de quedarse la playa sin agua (no se si tendrá algo que ver la tal Sinde).

No podría escribir igual sin ese sonido y lo que representa.

Un abrazo.

Irene dijo...

Ya no hay sonido, el silencio más absoluto, habita este lugar...ahora si que se siente la soledad.

Pigmalión dijo...

Irene
A mis oidos llega nítido el oleaje.
Tal vez lo necesito tanto que lo escucho sin existir.

El caso es que esa idea me ha lanzado a crear una nueva entrada. Como debe escribirse: desde dentro y sin tiempo para arrepentirse.

Gracias por el empujón.