lunes, 9 de mayo de 2011

ESTA NOCHE


El azul de este mar limpio
se hizo verde en tu mirada
para hechizar una voz
que nadó entre betas y alfas.

El mar de tu incomprensión
la mantiene desterrada
en odisea permanente
sin el faro de tu playa.

Aunque hay veces que la luna
presta su hombro a mi cara
recordando tantas noches
en que te vio enamorada.

Esta noche mismamente
sólo tienes que mirarla
para ver que en su reflejo
van escritas mis palabras.


mayo 2011

3 comentarios:

Emilio M. dijo...

Un canto encadenado es tu poesía, amigo. Como las olas de ese mar de fondo que se escucha en tu casa, tus versos se alejan de la playa solo para volverla a tomar y empapar.

Un gran abrazo siempre.

Anónimo dijo...

Paso por tu blog y me alegra leerte como antes..si que ha pasado el tiempo, lo bueno es que los griegos nunca mueren y una amistad bonita tampoco, y yo siempre recuerdo eso de que "silencio no es olvido" Espero que recuerdes a tu dama de las rosas..

Un fuerte abrazo y un beso con cariño

May

Pigmalión dijo...

Mis palabras cada vez son menos impulsivas en su intento de alcanzar ese playa que más que de arena es de roca volcánica.

Un abrazo poeta.


Es lo que tiene la amistad de verdad. No se hace preguntas cuando pasa el tiempo ni duda en las ausencias.
Un abrazo y un beso azul intenso.