sábado, 26 de mayo de 2007

EN UN GRITO


Mil suspiros en un grito,
cuando cabalgando en trance,
viertes brujería a mares
sobre el manto de mi ausencia.
Provocándome el delirio,
la embriaguez extravagante
de ser tuyo y tú mi esclava,
sobre un mapa de cristal.
Y en ese salto al vacío,
con el alma a flor de piel;
en la nada me derramo
al contacto de tu voz.

Mayo 2007

2 comentarios:

psique dijo...

Sentí entonces que moría
el tiempo en un sólo instante
y a gritos desesperados
enloquecí sin mirarte

Si hubiera mirado acaso
el hombre que allí quedaba,
hubiera visto en tus ojos
que de vedad aún me amabas

Pero me enloqueció el silencio
con el que tú me aguardabas
e interpreté mal el hecho
por no mirarte a la cara.

Pigmalión dijo...

Otra vez dejas algo en mi blog que va a hacer que tenga que crear un apartado donde se puedan leer exclusivamente los comentarios. Un apartado mejor que mis propias aportaciones.
Gracias.