jueves, 31 de enero de 2008

FUEGOS IMBORRABLES

Queda roto por murmullos
el silencio más intenso
cuando el añil se desgarra
en aquelarre de truenos.

Herido por mil astillas
se muestra el oscuro lienzo,
surcado de cicatrices
que sangran luz hacia el suelo.

Tiembla el brillo de unos ojos.
Brilla el lago bajo el fuego.
Y, temblando, una caricia
graba a fuego ese recuerdo.

Enero 2008

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Guau... Pigma, niño.. Te has superado.


Esta me gusta mucho. Pero mucho. Me la pido.

Esos fuegos imborrables... y no son, no, fuegos de artificio.

No sabes hasta que punto te entiendo. Pero la luz sigue existiendo, y ha de proyectarse hacia el cielo, no hacia el suelo.

Levanta la mirada, y mira al cielo, Pigmalión. Luce el sol, aunque entre nubes. Pero ellas se disiparán del todo, sólo hay que esperar que el sol caliente un poco más... y las nubes desaparecerán.

Un beso, amigo.

Psique

Veracruz dijo...

Lindo poema. Entre renglones leo un fuego de los que dejan recuerdo imborrable.

Anónimo dijo...

Leyendo esto le pierdo el miedo a los truenos al fuego. Que arte tienes mi niño.
R.

Anónimo dijo...

Bien conjugado: silencio-estruendo, oscuridad-luz y la intensidad-intimidad del momento.
Las metáforas justas y precisas para llevar al lector a sentirse parte de ese público espectante bajo los fuegos.
Delicado y oportuno detalle esa caricia temblorosa grabando a fuego el recuerdo.
Buen poema Pigmalión.

Anónimo dijo...

Hola caballero de corazón griego..He aquí a su dama de las rosas, gozando de tan bello poema.
Un placer pasar por tu blog y leerte.

Te dejo un beso y un ramo de hermosas flores y el mismo consejo "un clavo saca otro"
May

Pigmalión dijo...

Anónimo, Psique.
No se donde está el mérito de superarme, niña... teniendo en cuenta que mi nivel es tan bajo sólo puedo ir hacia arriba, jeje.

Veracruz , te echaba de menos y es una gran alegría tu comentario incendiando mis renglones.

Anónimo, R .
Intentaré tener a mano unos cuantos para enviarte las noches de tormenta.

Anónimo Siguiente .
Por tu comentario aprecio que no te has limitado a leer de pasada este poema y eso me hace agradecértelo mucho más.
Delicado el detalle de ver en esa tímida caricia la importancia que tiene entre tantas imagenes llamativas.

Anónimo, May .
Un placer para este pobre griego que sigas leyéndolo, esas rosas y por supuesto ese beso.

Gracias a todos por dedicarme algo de vuestro tiempo

Jo mateixa. dijo...

es Hermoso.
Gracias por compartirlo.

Pigmalión dijo...

jo mateixa

Gracias a ti por seguir leyéndome y pensando que es hermoso.

Un saludo.

F.

Tomás dijo...

hermoso cruce de fuego, agua y cielo, la pasión desbordada

un abrazo

Pigmalión dijo...

Tomás

Una agradable visita la tuya por este humilde lugar.

Gracias por dejar con tu lectura y posterior comentario un retazo de tu tiempo.

Un saludo.

F.