viernes, 7 de marzo de 2008

A GRECIA, A LA POESÍA Y AL AMOR


Un día,
siendo un niño,
me apasioné
por el mundo griego
mientras soñaba
con la película
"Helena de Troya".

Esa pasión
me llevó a conocer
al amor de mi vida.


Juntos cumplimos
muchos sueños.
-con esas milenarias piedras por testigos-

El amor me acercó a la poesía y motivó este blog.





Siempre estaré
en deuda con Grecia.
Hoy, ante el miedo
a que este blog quede
cerrado sin haber hecho
algo que creo
me corresponde,
quiero dejar aquí
mi homenaje:
Un poema escrito en griego,
con el amor por bandera y
de una poetisa griega
de la que cuenta la leyenda
que murio por amor.















15 comentarios:

Tomás dijo...

a mí siempre me ha fascinado Aquiles al contarrio de Hércules cuyas misiones aventuras eran impresionantes pero era algo divino, sinembargo Aquiles, forjado de pequeño y con la mala suerte de que su talón no se cubrió por el río Estigia para ser invulnerable pero no inmortal ...
y luego conocí a Helena, la preciosa damisela, cuánto puede llegar el amor a destruir ...

un abrazo
amigo mío

Pigmalión dijo...

Tomás

Podriamos parecer antagonistas -que no lo somos- si te digo que mi personaje admirado es Hector -predestinación tal vez- admirado por su gente, amado y enamorado por Andrómaca, el mejor de los suyos y que, entre tanto dios y semidios, hasta el final se comporto como un mortal con sus virtudes y sus defectos.

Un saludo de amigo, Aquiles el del talón -por esta vez-.

F.-Hector el troyano-

psique dijo...

Pigmalión... me está sonando a despedida, la palabra cierre me asusta...


Niño, tienes mucho por delante, no te abandones a la melancolía que lesiona, lucha por una vida que puedes crear intensa...

Recuerdo los primeros días de este blog... creo que fui de las primeras visitantes... De casualidad dí con él, y me gustó desde ese instante...

Han sido muchas las veces que tu melancolía me ha dolido como si fuera mía, y he querido, como buenamente he podido, darte el ánimo que presentía se moría en tí...Hoy que te conozco mejor y que nos une una buena amistad quiero darte todo mi apoyo y mi ánimo. Sigue niño, tienes tanto por delante... NO cejes, lograrás superar este bache.


Eres un amor.

Espero y deseo que no dejes esto... en cualquier caso, sabes que estoy contigo en todo.

Te quiero mucho, amigo.


Un montón de besos, Pigmalión, de corazón te los doy.

Sé feliz


psique

amelia

Penélope dijo...

También a mí me suena a despedida y no me gusta.
Ya casi no te dejas ver. Si ahora dejas de escribir se va a perder todo lo que llevas dentro y que alguna que conozco va a echar mucho de menos. No puedo creerme que no te quede amor y por eso dejes esto.
Cuenta conmigo hagas lo que hagas.

Caliope dijo...

Pigmalión, F... para los amigos. Y hoy le hablo a F.
Hagas lo que hagas se que lo pensarás bien. Me ha emocionado leer tu pequeña historia y ver como agradeces algo que en gran parte te has ganado tu mismo y eso dice mucho de tí.
Ya sabes donde encontrarme y si no tienes ganas de escribir, mejor para mí, me lo dices hablando que me gusta más. Pero da señales de vida, ¿vale?
Un beso.

Anónimo dijo...

Amigo Pigmalión.

Entiendo que teneis algo dentro de vos capaz de crear poemas con los que es fácil identificarse. Ese algo lamentablemente anda preso del potente recuerdo que alguien ha dejado en su alma.

No olvide, Pigmalión. Siga escribiendo y muestre lo que sienta pero sin dejar que ello domine su vida. Sea fuerte, tiene mucho que ofrecernos aun.

Un abrazo.

Pigmalión dijo...

Psique

No es mi intención cerrar nada. A veces simplemente falta el ánimo para abrir los ojos sabiendo qué, otro día más, no se reflejará en ellos lo que buscan.

Supongo que será pasajero. Como también supongo que igual que a ti te preocupa que cierre a otros tal vez les alegre.

Gracias, Amelia, por todo lo que expresas y ofreces.

Besos.

Penélope y Caliope

Perdonad mi ausencia repentina. Os mando correo hot.

Besos.

Anónimo

Gracias por leer mis cosas lo suficiente para llegar a tener una opinión como esa.

Tendré en cuenta sus consejos ya que los ofrece como amigo.

Un saludo.


A todos mi agradecimiento sincero.

F.

Veracruz dijo...

Pigmalión. La libertad y el deseo de seguir escribiendo está en tus manos y en ese corazón griego.
Yo, egoistamente, espero que decidas seguir regalandonos tus lindos poemas.

Nochestrellada dijo...

Un placer tenerte en mi ciudad...
gracias por tu comentario...
prometo volver por esta hermosa ciudad...
un beso

Ersi Samará dijo...

Parece que he llegado en un momento difícil. Leí tu comentario en mi blog y te lo agradezco de corazón. Ευχαριστώ! Imagínate mi sorpresa al llegar aquí y enterarme de que nunca moriré... siendo griega. Una sonrisa y un abrazo para ti, aunque sólo nos conocemos de escasas líneas escuetas. Volveré y espero que los dioses te hayan vuelto a regalar buen ánimo.

Un beso,
Έρση

Tomás dijo...

aquí de nuevo esperando que Ulises dicte sus versos a los cuatro vientos

un abrazo

ybris dijo...

Paso a agradecerte tu visita y tus palabras.
Me ha parecido estupendo lo poco que he podido leer de tu blog.
Espero poder hacerlo con más detención.

Un abrazo.

Pigmalión dijo...

Veracruz
Agradezco tus deseos a pesar de ser "egoistas".
Dejaremos que el tiempo y los sentimientos decidan.

Un saludo.

F.

Nochestrellada
Gracias por tu hermosa promesa.

Un beso.

F.

Έρση
Confio en que los dioses me regalen de nuevo tu presencia.

Ευχαριστώ!

F.

Tomás
Esperemos que los vientos arrastren los nubarrones y traigan nuevas ilusiones.

Gracias por volver y esperar.

F.

Ybris

Gracias por leerme un poco y premiarlo con ese "estupendo". Es mucho premio a mi parecer.

Un abrazo.

F.

Anónimo dijo...

buenas noches pigmalion (F),enseguida sabras quien soy.muchas gracias por darme la oportunidad de poder entrar en tu blog,por fin pude hacerlo y enseguida supe que eras tu.eres genial.jamas abandones tu sueño y expresa todo lo que tu corazon sienta.regala tu poesia.un besote

Pigmalión dijo...

Anónimo
No dudaba que tarde o temprano llegaría ese besote a este rincón del Egeo.

Las gracias te las doy yo a ti por esas palabras.

Un beso.

F.