jueves, 28 de agosto de 2008

NOST - ALGIA


Quise iluminar tu vida
con retazos de la mía
entregando cada día

la luz de mi alma encendida,
y a tu corazón rendida,
para iluminar mi ausencia.


Soñar con que mi presencia
era tu deseo final
resultó un error fatal
que cometió mi inocencia.

El tiempo rompe antifaces,
rasga vendas de los ojos,
crea donde hubo despojos
ilusiones más audaces.

Y esa palabra tan griega
– nostalgia creo que se llama –
al mar arrastran las olas.

Con ella mi fe tan ciega
y la voz que un nombre clama
rotas entre caracolas.


Agosto 2008

2 comentarios:

Desire dijo...

Qué amarga la vuelta cuando el alma queda partida en dos entre el deseo de quedarse y la obligación de volver pero, siempre nos queda el sueño de regresar pronto. Al menos, así he regresado yo de mi amada Grecia...el alma partida en dos y con nost-algia...
Kαλός ήρθες. Φιλάρες

Pigmalión dijo...

Desire

Espero aceptes mis disculpas por haber olvidado responder a tu comentario.

No te equivocas, igual de partida que la propia palabra, así queda el alma. Imagina si ya marchó rota como ha debido regresar. "Hecha unos zorros".
Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero yo en este caso prefiero decir: Si lo nuestro es de locos, el mundo se ha forjado en el crisol de la locura. Y ¡¡¡VOLVERÉ!!!