sábado, 24 de marzo de 2007

AUNQUE PASEN SIETE VIDAS

Es la gota de agua sola,
sobre la hoja si es rocío,
formando un manto brillante
junto a cientos si hace frío.
Sola en océano en calma,
también sola si es bravío,
entre millones de gotas
que golpearán mil navíos.

Acariciará despacio
la piel de peces preciosos,
llegará hasta las orillas
y hasta los fondos rocosos.
Tendrá los cielos mas limpios,
los astros mas luminosos,
verán el sol y la luna
días y noches su abandono.

Porque entre tanta belleza,
libertad o maravillas,
no está otra pequeña gota
que dejó abierta una herida.


Dará vueltas y más vueltas,
será nube, mar o ría,
en soledad y esperando
aunque pasen siete vidas.


Marzo 2007

2 comentarios:

psique dijo...

seré mar para envolverte
e isla para sentirme en ti embebida

Seré mar para ser la ola
que besa tu roca y besa tu orilla

Seré mar para aplacarme
y en mil mareas saberme en ti, fluida

Seré mar para ser la ola
que besa tu roca y besa tu orilla


...

Porque entre tanta belleza,
libertad o maravillas,
no está otra pequeña gota
que dejó abierta una herida.

me gusta.

Pigmalión dijo...

Y a mí tu presencia por mi blog, Psique.

Siempre tienes algo a propósito para ensamblarlo en mis poemas.

Gracias.