sábado, 17 de marzo de 2007

PEQUEÑO MAR

Pequeño mar que la envuelves,
entre la bruma olorosa
tus aguas oliendo a rosas,
mar de espuma, mar caliente.

Cual sirenas tentadoras
dos senos del tuyo emergen,
Icebergs de piel turgente
cumbres de cimas graciosas.

En tu interior acunada,
provocadora figura
sin pudor a ti entregada.

Pequeño mar, si me entiendes,
déjame que sea tu agua.
Pequeño mar que la envuelves.


Enero 2006

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracioso, sensual, delicadamente erótico y sin duda un homenaje a la dueña de tan provocadora figura.
Sospecho que ya eres ese agua.

Pigmalión dijo...

Permiteme que te agradezca tu lectura y tu comentario y guarde tus sospechas bajo secreto sumarial.

Psique dijo...

Quise ser isla
para en tu mar, perderme

Y ser playa, o arena
y ser guijarro o concha
o incluso ser la dura piedra,
que lamas o atesores...

ser todo aquello que toques
y acaricies,
ser todo aquello que abrazes
o que beses

Quiero ser isla
para en tu mar, perderme



...

No sé si este pequeño poema, olvidado lo tenía en algún cajón destino de destierros, será bien recibido...


Un placer leerte.

Pigmalión dijo...

Cualquier comentario será siempre bien recibido en este lugar. Y una poesía doblemente bien recibida.
El placer es recíproco.