sábado, 17 de marzo de 2007

MUEREN MIS OJOS


Muere el día en la angostura
oscureciendo mis ojos.
Escila me hace dudar,
Caribdis frena mi rumbo,
y el canto de las sirenas
me impide volver atrás.
Se consume la esperanza
en la hoguera de los hielos,
victima de la ilusión
prisionera de los miedos.
Y el Ulises que hay en mi,
Itaca en el corazón,
o el griego que nunca muere.
Ven como todo se angosta,
como se apagan los días,
como esos ojos, ya oscuros,
nadan buscando su brillo
entre el pécio de mi vida.


Marzo 2007

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, Pigmalión-Ulises.
La forma de definirte con las referencias a la cabecera de tu blog me parecen un detalle muy logrado.

Y el Ulises que hay en mi,
Itaca en el corazón,
o el griego que nunca muere.

El final pone un punto trágico que no deja indiferente.

nadan buscando su brillo
entre el pécio de mi vida.

Pigmalión dijo...

El "muy bueno" me parece excesivo. Pero me lo guardaré como un tesoro, jajajaj.

El final......

Gracias por tu comentario tan benefactor.

psique dijo...

En el reino de Hades


Cual Caronte, a los infiernos
mi alma tú la arrastrabas.
Engañada, ya en tu barca,
a cruzar La Estigia me alentabas.

A las puertas del reino de Hades
sólo Cervero me esperaba,
y atrapada en tus mentiras
en aquel infierno entraba.

Como Psique me sentía
a su suerte abandonada.
Pero a Psique la amó Amor
y yo no sé quién me amaba.

Si Perséfone podía de los infiernos huir
cuando la estación cambiaba,
¡yo no tuve ningún Dios
que de ti me rescatara!



Perdona mi modestísima aportación... es sólo por aquello de lo griego...

Pigmalión dijo...

psique.
¿Perdonar?. Sólo has conseguido dar un toque de brillo a mi blog.
Demasiada modestia por tu parte.
Gracias por esa aportación tan griega.